Bienvenidos a mi rincón Yaoi, aquí pueden encontrar mis traducciones de Relatos Homoeróticos y Mangas Yaoi ademas de mis recomendaciones de Anime.

Hitorijime my hero cap 3

24 de julio de 2016

Domingo espacial

Hola mis apasionados, este Domingo tenemos mas aventuras de nuestros simpáticos cowboys espaciales, Jim y Eric, esta nueva aventura involucra fresas y que no hacer con ellas en un parque publico , pobre capitán se merece un aumento por lidiar con estos dos  , disfruten la lectura.


Space Cowboys 4



Autora: Mell Eight
Genero: M/M, sci-fi, miniserie, historias cortas
Capítulos: 4 / 6
Traducción al Español: Hime-chan
Blog: Apasionada por el Yaoi


Las pruebas del viajero




Eric se relajó bajo el sol, disfrutando de la suave brisa que soplaba en su rostro. El sol y la brisa eran artificiales, por supuesto, pero la Colonia sabía cómo emularlos a la perfección.

―Todavía quedan algunas fresas, ―dijo Jim desde donde estaba investigando las sobras de su canasta de picnic. Él se tendió junto a Eric en la manta y dejó caer el cartón medio vacío en el estómago de Eric.

―No tengo hambre en este momento, Jim, ―dijo Eric con calma, negándose a permitir que la energía de su compañero arruinara su flojera.

Estar encerrado en las entrañas de la Colonia, trabajando en las reparaciones y manteniendo la Colonia segura en el espacio, era el estilo de vida que Eric y Jim preferían. Aún así, era agradable tener tiempo en el nivel superior donde podian disfrutar de los frutos de sus esfuerzos en paz. En días como hoy, cuando Eric y Jim tenían un día completo de descanso, a ellos les gustaba ir al parque.

―Sé que te gustan las fresas, Eric, ―Jim se quejó. Se sentó y abrió la caja de cartón. Eric entorno los ojos cuando una fresa grande y jugosa fue presionada contra sus labios, pero abrió la boca para tomar un pequeño bocado de todos modos.

―¿Ves? ―Jim dijo feliz, sus ojos oscureciéndose mientras observaba los labios de Eric volverse de un rojo húmedo cuando apartó la fresa―. Es deliciosa.

―Jim, ―Eric advirtió mientras tragaba, ya sabiendo adonde conduciría esto. Estaba en lo cierto, porque a los pocos segundos sus labios estaban siendo lamidos y el interior de su boca saqueada por cualquier sabor restante.

Jim tarareo felizmente mientras se alejaba y Eric se encontró con la mitad de la fresa empujándose contra sus labios de nuevo. Jim froto suavemente el área mordida sobre los labios de Eric, cubriéndolo con el jugo de nuevo, así que Eric abrió la boca para morder la ofensiva fresa.

Jim no esperó hasta que Eric tragó esta vez, abalanzándose y robando el sabor de los labios pegajosos de Eric mientras aun estaba masticando. Eric tragó rápidamente, esperando no ahogarse, y regresó el beso de Jim con un suspiro. A veces la única manera de calmar a Jim era apaciguarlo hasta que estuviera lo suficientemente satisfecho y esperar hasta más tarde para concluir su diversión.

Después de unos minutos, Eric estaba empezando a preocuparse de que Jim fuera demasiado lejos. La mano de Jim se arrastraba hacia arriba por la camisa de Eric y el beso había ido de juguetón a intenso. Las fresas yacían olvidadas a un lado de su manta.

Por suerte, el teléfono de Eric sonó antes de que él tuviera que alejar a la fuerza a Jim por el bien de la decencia.

Jim se sentó con un suspiro y puso mala cara cuando Eric sacó el teléfono del bolsillo para responder.

―Ustedes dos están en el parque, ¿no? ―la voz del capitán dijo tan pronto como Eric abrió la conexión telefónica.

―Sí, ―respondió Eric, preguntándose por qué su capitán estaba llamándolos en su día libre.

―Lamento molestarlos en su día libre, ―el capitán continuó―, pero acabamos de recibir una petición de alguna señora para que las Autoridades se dirijan al parque. Al parecer dos hombres están “involucrados en actos obscenos”, ―resopló para hacerles saber que estaba citando al que fuera que llamo.

―Y usted quiere ¿que nosotros nos encarguemos de ello? ―Eric preguntó avergonzado.

El capitán se echó a reír. ―Quiero que los dos dejen de tener relaciones sexuales en público.

Eric se sonrojó y estaba feliz de que su teléfono no tuviera capacidad de vídeo. El capitán no vería lo avergonzado que estaba, y no iba a ver a Eric asesinando a Jim.

―Sólo estamos comiendo fresas, ―explicó Jim amablemente.

―¿Es así como lo llaman ahora? ―el capitán preguntó riendo. Había alguna advertencia en su voz. Como su superior él tenía que disciplinarlos por hacer algo mal, pero sobre todo el capitán estaba acostumbrado a sus payasadas y estaba dispuesto mirar hacia hacia otro lado e ignorarlos. Al menos hasta que Jim fue demasiado lejos.

―Todavía tenemos toda nuestra ropa puesta ―Jim se quejó―. Si me dice quien fue la señora que llamó, ¡podríamos darle un verdadero espectáculo!

El capitán gruño. ―Dejen de acosar a los turistas. La colonia necesita su dinero más de lo que necesita verlos a ambos desnudos.

―Tendría a esos turistas dejando su dinero a mis pies en cuestión de segundos, ―Jim se mofo―. Excepto, ―añadió Jim cuando vio la mirada asesina que Eric le estaba dando―, que estoy en una relación y no puedo hacer cosas como esas.

―Espero que la mirada asesina que Eric te este dando sea una buena, ―dijo el capitán riendo en un suspiro―. Háganme a mi y a los turistas un favor y vayan a otro sitio por el resto de su día libre.

El capitán colgó y Eric guardo su teléfono con un gemido. Jim estaba muy animado alrededor, empacando su canasta de picnic.

―¿Donde quieres ir? ―preguntó Eric.

Jim simplemente le dirigió una mirada llena de calor y promesa mientras él deliberadamente colocaba la caja de fresas en la parte superior de la canasta cerrada.

―Cierto, ―Eric acordo―. No terminamos de comer el postre todavía. ¿Vamos a casa?

Ellos doblaron su manta juntos y caminaron fuera del parque. En su camino pasaron a un grupo de mujeres mayores que disfrutaban de las flores. Una de las mujeres se volteo para fulminar con la mirada a Eric y Jim mientras pasaban. Ella les dio un resoplido y curvo su labio en desden antes de girarse de nuevo hacia su guía turístico.

―¿Qué? ―Jim grito―. ¿Usted quería comer algunas fresas también?

Eric se apresuró a sacar a su novio fuera del parque antes de que las señoras mayores formaron una tuba de linchamiento.






Tengan un lindo Domingo, nos vemos pronto

9 comentarios:

  1. Gracias Hime-chan por otra pequeña historia de este par! Un excelente fin de semana y un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Hime-chan, lindo domingo para ti también, besos

    ResponderEliminar
  3. Hola Hime, muchas gracias por compartir estas geniales historias, son muy entretenidas. Un abrazote.

    ResponderEliminar
  4. Hola Hime besitos y mil gracias por otra historia de estos dos que siempre son muy divertidas, besos enormes y que tengas una estupenda semana.

    ResponderEliminar
  5. Saludos Hime-chan, gracias x traernos una nueva historia de esta parejita. Besos y buen inicio de semana 😙

    ResponderEliminar
  6. Hola Hime-Chan. Muchas gracias me gusto mucho la verdad,está tremendo. Besos y un buen inicio de semana.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por sus comentarios chic@s me alegra que disfruten las historias ^-^

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por tantas historias Hime-chan

    ResponderEliminar
  9. AZUL.
    Muchas gracias por este nuevo regalo!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...